Gran cantidad de beneficios para el medio ambiente, la sociedad y la economía global

El cultivo de algas, si se lleva a cabo con la estrategia adecuada (especialmente a gran escala), puede ser parte de la solución para ayudar a mitigar la pérdida de biodiversidad, el exceso de nitrógeno (eutrofización), la acidificación de los océanos, el cambio climático y los problemas relacionados con el uso de la tierra. Los métodos de cultivo también se pueden aplicar a la restauración de ecosistemas ya que alivian la presión sobre los desgastados bosques de algas. Las algas cultivadas pueden sustituir la biomasa terrestre que demanda energía y los productos con origen en los combustibles fósiles. También pueden ayudar a reducir la contaminación plástica en el océano mediante la adopción de bioplásticos de algas y otros biomateriales. 

Estos son los beneficios ambientales más importantes del cultivo de algas:

Seaweed Line In Sun

Captura y almacenamiento de carbono

Las algas capturan y almacenan dióxido de carbono en el tejido de sus plantas y actualmente los expertos investigan hasta qué punto este carbono capturado puede ser secuestrado, es decir, almacenado de forma efectiva o encerrado en las profundidades del mar cuando la biomasa se hunde, o en la piscina de la materia orgánica disuelta. Una tonelada de algas puede capturar aproximadamente 120 kg de CO2, una contribución que hasta ahora ha recibido escasa atención en el contexto del Carbono Azul. El cultivo de algas puede tener un impacto neutro o positivo en el cambio climático y en la acidificación de los océanos, dependiendo del uso de la biomasa, especialmente cuando se cultiva a gran escala. 

Seaweed Live Very Close-Up

Biorremediación y calidad del agua

Comenzar el cultivo de algas en una nueva ubicación aporta una contribución neta positiva en el ciclo del carbono y los nutrientes en el mar. Las algas pueden filtrar el exceso de nutrientes inorgánicos de las escorrentías o la acuicultura de peces, que junto con el oxígeno añadido, ayudan a mejorar la calidad del agua a nivel local. Con la estrategia y la ubicación adecuadas en la granja, las algas marinas pueden ayudar a aliviar la eutrofización y la hipoxia, y a aumentar la biodiversidad local. Una tonelada de algas puede absorber aproximadamente 2 kg de nitrógeno y 0,2 kg de fósforo. 

Environmental Benefits Seaweed

Biodiversidad y peces

Las algas cultivadas actúan como un bosque temporal y proporcionan alimento y refugio a pequeños animales acuáticos y peces. Un estudio encontró un 73% más de especies (19 especies) en nuestra granja de algas en comparación con el mar más cercano. Los estudios han descubierto que la vida marina se restablece rápidamente cuando se planta un nuevo cultivo de algas después de la cosecha. El hábitat de las algas puede aumentar las poblaciones de peces locales al proporcionar refugio a especies de relevancia comercial, que se pueden pescar en las inmediaciones de las granjas. La cantidad de biomasa de los peces sustentada por una granja está todavía bajo investigación, pero los expertos han descubierto que los lechos de algas naturales sustentan una media de 10 kg de peces por cada tonelada de algas marinas.

Seaweed Sustainable Development Goals

Producción responsable

Realizamos una producción responsable en todas las fases de nuestro proceso de cultivo. Se puede realizar un seguimiento de nuestros productos desde el criadero hasta el mar y a su envasado. Se someten a estrictos controles de calidad y están certificados como productos orgánicos. Las algas marinas son una fuente de biomasa nutritiva y respetuosa con el medio ambiente para la alimentación, los productos sanitarios y la alimentación animal. Ayudan a reducir la huella ambiental de otras industrias y estimulan la colaboración para favorecer un mejor uso de los recursos y productos más sostenibles.

Seaweed And Fish
Sabía que…

Los créditos para adquirir algas proporcionarían a los agricultores de todos los tamaños un capital importante para continuar o ampliar sus operaciones. Las algas o el "carbono azul" deberían haberse incluido hace mucho tiempo en los inventarios de carbono de los países y utilizarse en los mecanismos de compensación de carbono. Los créditos para nutrientes ya se están considerando en algunos países. El efecto positivo de las algas marinas en las poblaciones de peces silvestres también podría compensarse (el gasto mundial actual en ayudas a la pesca es de 30.000 millones de dólares al año).