Una oportunidad basada en la naturaleza

Las algas son uno de los recursos peor usados del planeta. Las algas cultivadas representan una fuente sostenible y renovable de biomasa capaces de satisfacer las demandas de una población en crecimiento y amenazada por el cambio climático, la pesca indiscriminada y las industrias en expansión.

Las algas marinas son una fuente excelente para una gran variedad de aplicaciones y la demanda de biomasa está creciendo rápidamente. El mercado mundial de algas tiene un valor actual de unos 8.000 millones de dólares al año y crece a una tasa anual del 8%. Asia representa el 95% de la producción. Los avances tecnológicos pueden sustituir los altos costes laborales y ayudar a convertir el cultivo de algas en Europa en una realidad comercial viable.

Se está produciendo un cambio gradual que va desde la agricultura en tierra, que requiere mucha energía, hasta el cultivo a gran escala en el océano. A medida que crece el cultivo de algas en Europa, aumentan las oportunidades para nuevas aplicaciones. 

Flowfood Burger
Photo credit: Flowfood AS

Aumente el potencial de su comida con las algas

Las algas son ricas en fibra, minerales, yodo y tienen umami. Son un sustituto natural de la sal, ya que proporcionan un sabor salado con un 70% menos de sodio. Añadir algas marinas a un producto alimenticio también contribuye a un océano más saludable y un mejor clima. Se puede colocar sobre la comida, usar para hacer un caldo, añadirlo al sushi o freirla... ¡hay un montón de maneras de hacer que queden deliciosas!

Seaweed Light

Kelp para el ganado

Las algas son una fuente de proteínas, fibras y compuestos bioactivos con efectos positivos para la microflora intestinal. Las algas pueden aumentar el valor nutricional, incluido el yodo, de la carne y los productos lácteos. Mejoran la textura y aportan estabilidad durante el almacenamiento sin provocar efectos adversos en el sabor. El kelp puede reducir el metano en el ganado y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Large Kelp Leaves

Biomateriales y otros mercados

Los bioplásticos de algas marinas se degradan rápidamente y no contienen ni microplásticos ni productos químicos tóxicos. Se pueden usar para hacer films termiadhesivos, bolsitas, bolsas, redes y mucho más. Las algas ayudan a reducir el consumo de energía y agua por parte de la industria textil creando tejidos duraderos que se reciclan con mayor facilidad. Los componentes de las algas también se aplican a una variedad de productos cosméticos, nutracéuticos y medicamentos. 

Knut Magnus Halvorsen Seaweed

Innovación y empleo

Las algas marinas contribuyen a que otras industrias sean aún más sostenibles (como la agricultura y la acuicultura) y proporcionan una gran cantidad de beneficios económicos a nivel local incluida la creación de puestos de trabajo en todos los sectores de la producción, el procesamiento, la comercialización o el desarrollo tecnológico. Se pueden impulsar tanto las economías costeras y como los ecosistemas costeros.

Kelp Harvest
Sabías que…

El 98% de nuestra energía alimentaria proviene de la agricultura en tierra. Sin embargo, las algas marinas crecen más rápido que cualquier planta terrestre ofreciendo numerosos beneficios al medio ambiente. Los océanos ocupan el 70% de la superficie mundial y las enormes zonas costeras tienen un enorme potencial para cultivar el océano y obtener biomasa, sin causar ningún problema al uso de la tierra ya que no necesitan agua dulce, fertilizantes o pesticidas.